Has leído mucho, te han hablado, lo has recapacitado… y lo has decidido: Vas a probar un nuevo deporte, vas a empezar a hacer CrossFit. Si es tu primera vez… necesitas saber esto. 

El CrossFit es un deporte muy completo, con multitud de movimientos y técnicas distintas que ayudan a conseguir un estado de forma muy equilibrado.

Sin embargo, lo más frecuente es que no estemos familiarizados con dichos movimientos, por lo que si no queremos lesionarnos, es necesario que nos iniciemos en este deporte de la mano de un profesional que nos guíe con nuestros primeros pasos.

Para esto lo indicado es hacer uno de los cursos de iniciación (clases de “fundamentales”) son tan importantes al iniciarse en el CrossFit en en un nuevo Box.

Aquí te dejamos los puntos clave que tienes que tener en cuenta para iniciarte tal y como nos los cuenta Santiago Morán, propietario y Coach de White Peak, un box de CrossFit en Valladolid

Busca un buen plan de introducción al CrossFIt.

Te puedes encontrar con diversos métodos a la hora de enseñar los movimientos, pero hay una cosa clara, todo proceso de aprendizaje tiene unas fases y unos tiempos que el alumno necesita para interiorizar los movimientos.

Es por ello que una clase especifica de iniciación es lo idóneo para empezar con el CrossFit. Ahí podrás aprender los movimientos desde la base, sin apenas cargas, practicando los patrones de movimiento claves y con una correcta posición corporal. 

Estas clases suelen ser de un aforo mas reducido y el entrenador (Coach) podrá prestarte toda la atención que precises. 

Carga de entrenamiento adecuada. 

Este es un punto clave para que tu primera experiencia con el CrossFit sea satisfactoria, las temidas agujetas van a estar ahí, pero la entrada en el ejercicio físico ha de hacerse de forma gradual.  

Si ya realizas ejercicio físico y te encuentras en forma, es posible que simplemente el cambiar el tipo de movimientos que sueles realizar y el tener la capacidad para esforzarte un poco más sea un estimulo más que suficiente para que en los próximos dos días notes las agujetas. 

Si vienes de un periodo sin práctica deportiva alguna ten en cuenta que sí o sí notarás el cambio.

Pero tranquil@, es normal y necesario. Posiblemente con las repeticiones de la parte técnica de la clase ya sea suficiente como para notar el efecto, y al sumarle un breve entrenamiento (WOD) se convertirá en un estimulo que tendrá adaptaciones importantes en los próximos dos o tres días. 

Si tienes miedo a una lesión, te recomendamos que leas nuestro artículo sobre como no lesionarte haciendo CrossFit.

que saber para empezar a hacer CrossFit

¿Cuántas clases de iniciación son recomendables para empezar con el CrossFit? 

Partiendo de la base de que los movimientos principales que se realizan son complejos ya que se utiliza el cuerpo completo al mismo tiempo (clean, jerk, snatch, dead lift…), suele ser frecuente que sea preciso ver cada movimiento dos o tres veces para que este empiece a salir de una forma más automática, sin pensar en qué ha de hacer cada parte de tu cuerpo.

Es cierto que gran número de los ejercicios que se realizan en CrossFit tienen un patrón de movimiento semejante (extensión de cadera), y que los puntos clave en cuanto a movimientos saludables suelen ser también comunes (zona lumbar en posición neutra, rotación externa del hombro, evitar el valgo de rodilla).

Esto va a ser una ventaja en tu aprendizaje del CrossFit, pero aun así serán varias las clases que necesitarás si quieres interiorizar y automatizar los movimientos para pasar a las clases normales y hacer un entrenamiento saludable, evolucionar y poco a poco tener consistencia e ir aumentando las cargas progresivamente.

Puedes encontrar algún box de CrossFit en los que no haya clases de iniciación y directamente te introduzca en una clase normal, centros en los que tan solo hay una única clase de iniciación, 5 o incluso 12 clases como ocurre en White Peak CrossFit

Nosotros te recomendamos un box en el que puedas ver el mismo movimiento al menos dos días diferentes, esto puede llevarte como mínimo de unas 8 a 10 clases.

Ten en cuenta que en estas clases no solo aprenderás la técnica saludable, también es frecuente notar una adaptación a la intensidad de los entrenamientos en aproximadamente 6 clases, y a mayores iras desenvolviéndote en otros aspectos como montar el material, el lenguaje propio de un box, tipos de entrenamiento que se hacen… Realmente las clases de iniciación de CrossFit son imprescindibles si quieres evolucionar de la forma mas rápida y saludable posible. 

Transición a las clases normales. 

Una vez que hayas cogido el ritmo es preciso seguir avanzando, y eso requiere dejar las clases de fundamentales, no tengas miedo, tus nuevos compañeros no serán súper héroes, alguno quizá sí, pero todos y cada uno van a su propio ritmo. El CrossFit es un entrenamiento exigente pero adaptado a tus capacidades físicas y técnicas, los coaches están acostumbrados a adaptar cargas, movimientos, repeticiones… y sabrán que tú vienes del curso de fundamentales. 

En estas clases seguirás evolucionando gracias a nuevos consejos y a trabajar con algo más de cargas. ¡A por ello!